Un smartwatch que debió vivir un poco más.

Este diciembre le regalé a mi hija de 9 años un reloj smartwatch Pebble. Yo tengo uno que adquirí el año pasado y ha sido una total satisfacción por la simplicidad, eficiencia y costo.
He sido un embajador extraoficial de relojes tan bonitos y útiles, pero algo pasó este diciembre; la empresa anunció que FitBit adquiría a todo el equipo de trabajo y al parecer estaban “apagando” toda acción de venta y soporte relacionado a Pebble.
pebble21


Pensé que únicamente habían sido adquiridos por Fitbit, otra empresa de tecnología dedicada al tiempo, pero me costó leer que definitivamente habían acabado con todo el sueño. Wow! fue una muy mala noticia para mí porque le veía futuro y era un proyecto que competía con los grandes.


Aun así seguimos siendo fan.

Bueno pues aun así decidí comprarle a mi hija el Pebble 2 y yo el Pebble 2+ (Checador del corazón) y donarle a mi esposa el Time Round de Pebble. Espero que algún día un emprendedor con suficiente poder adquisitivo recupere este proyecto.
Sé que fue una movida complicada comprar los relojes, pero tenemos en la muñeca algo valioso que perdurará varios años. Un recuerdo de un proyecto divertido, ameno y completo.